Aplicación a la osteoartritis de rodilla

acido hialuronico para rodillaUna de las múltiples aplicaciones del ácido hialurónico es su empleo en tratamientos para paliar los efectos de la osteoartritis de rodilla, a través de microinfiltraciones de este compuesto que mitigan el dolor artícular durante 6 meses aproximadamente. Descubre en este artículo sus propiedades y efectos.

Descripción técnica

El acido hialuronico (HA) es un polisacárido, también denominado, en la nomenclatura científica, como un glucosaminoglicano. La cadena de polisacárido puede ser de hasta 12.000 unidades de disacárido largo y tiene un peso molecular de 4 millones de daltons.

Las cadenas largas de polisacáridos se superponen y se entrelazan, formando una red. Las células llamadas sinoviócitos, localizadas en la membrana sinovial, son las responsables de la producción de ácido hialurónico. La concentración es de 2-4 mg/ml en el líquido sinovial de una articulación sana. La distribución del ácido hialurónico en la articulación de la rodilla es del 61% en el cartílago hialino, el 21% en el líquido sinovial y el 8% en la membrana sinovial.

¿Cuáles son sus las funciones en una articulación sana?

Se encarga de proteger el tejido sinovial y la superficie del colágeno de daños mecánicos o por especies reactivas de oxígeno. Realiza el llenando del espacio intercelular de las redes de colágeno fibrilar, actuando como lubricante. Absorbe el impacto debido a la naturaleza elástica y viscosa de las redes, permitiendo una adaptación perfecta a la tensión mecánica aplicada. Posee efecto antiinflamatorio y analgésico, reduciendo la expresión de IL-1 y la supresión de la TNF-alfa (factor de necrosis tumoral alfa).

¿Cuál es el comportamiento de las moléculas de ácido hialurónico durante el ejercicio?

Durante un movimiento lento, las moléculas de AH sufren una pequeña deformación y se alinean en dirección al flujo, comportándose como un fluido viscoso y disipando la energía mecánica como calor. Durante un impacto rápido, las moléculas de ácido hialurónico exhiben un  comportamiento elástico. La energía se almacena dentro de la red molecular y el impacto aplicado al sistema es absorbido hasta el momento en que la energía puede ser disipada en el flujo viscoso.

articulacion rodilla

La osteoartritis

La osteoartritis se produce cuando ocurre un desgaste en los cartílagos que termina con su rotura. El ácido hialurónico inyectado permite mejorar la lubricación de la articulación, gracias a su capacidad para retener líquido, además de proyectar efectos antiinflamantorios y analgésicos. De hecho, cuando otros medicamentos antiinflamatorios orales no tienen efecto, se suele recurrir a la infiltración del compuesto para aliviar el dolor.

El dolor remitirá durante un tiempo aproximado de seis meses, tras los cuales deberá aplicarse una nueva infiltración para mantener el efecto analgésico. En determinados casos, se ha documentado que la supresión del dolor articular se ha prolongado hasta el año, e incluso más tiempo. También hay que tomar en consideración el precio del tratamiento, puesto que el gel de ácido hialurónico es un producto caro, si bien muchos seguros sanitarios privados suelen cubrir esta contingencia.

Deberá ser el especialista quien le aconseje sobre el tratamiento más adecuado a su problemática particular y si la aplicación de las infiltraciones está o no aconsejada. Esta ha sido su principal aplicación en el tratamiento de trastornos de articulaciones. Una de sus aplicaciones más frecuentes es en el tratamiento de lesiones de deportistas de alto nivel.

Así, un esguince de tobillo severo, recibiendo las oportunas infiltraciones hechas por un profesional competente, puede recuperarse para la actividad intensa en menos de 12 días. No obstante, existen determinados estudios que señalan que la aplicación de este compuesto sobre la articulación no mejora la función de la misma (por ejemplo, en el caso de la rodilla) ni produce un alivio sintomático del dolor.

Aún es más, según dichas investigaciones, podrían producir incluso un efecto indeseado, provocando la aparición de problemas intestinales e incluso cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *