Colágeno, la proteína de la juventud

colageno naturalEl colágeno es una proteína producida de manera natural por nuestro organismo y que se organiza en fibras, denominadas fibras colágenas. Es, con diferencia, la proteína más común y abundante del organismo, conformando en torno al 30% de la proteína total.Se encuentra repartida por todo el cuerpo, en especial en los tejidos que conforman el sistema locomotor (huesos, articulaciones, cartílagos), en los sistemas de protección, como la piel y en el sistema circulatorio, en especial en las paredes de los vasos sanguíneos. También se encuentra en la córnea del ojo, el cabello o las encías. Su función es mantener tersas y firmes las fibras, rellenando el espacio que existe entre ellas y dotándolas de elasticidad y resistencia a la tracción.

Junto con el ácido hialurónico, con el que actúa de manera conjunta, es la sustancia orgánica responsable de que la piel tenga un aspecto juvenil y libre de arrugas. Como toda sustancia natural, va creándose y destruyéndose de manera continua, al ser reabsorbida por el organismo. A medida que nuestra edad avanza, el cuerpo va perdiendo progresivamente la capacidad para regenerar el colágeno en cantidad suficiente para cubrir la demanda de los tejidos, lo que se traduce en la pérdida de tono de la piel, la formación de microarrugas y, finalmente, los surcos y arrugas de expresión. Al poseer menos colágeno, los tejidos cutáneos pierden grosor, resistencia y elasticidad.

De ahí que el mercado de la cosmética y la belleza busque continuamente soluciones para tratar de ayudar al cuerpo a disponer de las dosis suficientes de colágeno para rellenar el espacio entre los tejidos y fibras y de ese modo, mitigar o eliminar las arrugas, al menos las más superficiales, amortiguando con ello el efecto de los años sobre la piel humana.

La pérdida de colágeno en las articulaciones y huesos los hace menos resistentes a la tensión y presiones, lo que provoca diferentes alteraciones, como una reducción progresiva de la movilidad, un incremento del riesgo de fracturas y el aumento del riesgo de padecer enfermedades de tipo degenerativo, como la osteoporosis.

Existen más de 20 tipos diferentes de colágeno, si bien los más importantes para el correcto funcionamiento de nuestro organismo son los tres siguientes:

Tipo I, que está presente en las capas cutáneas (dermis, epidermis), en el tejido óseo y en la córnea. Este tipo está especializado en la resistencia a las fuerzas de tracción, permitiendo que los tejidos vuelvan a su estado original una vez cesa la fuerza ejercida. Son por ejemplo, los que evitan la formación de estrías cuando se produce un proceso de estiramiento de la piel, como en el embarazo.

Tipo II, que se localiza en el cartílago de los huesos o en la columna vertebral y cuya función es imprimir resistencia ante las presiones

Tipo III, que se encuentra fundamentalmente en los vasos sanguíneos, aunque también en las dermis de la piel. Es el encargado de servir de sostén para los órganos expandibles.

inyecciones de colageno

El colágeno no regenerado por el organismo se puede obtener de diferentes formas, entre ellas la vía oral. La suplementación de colágeno por vía oral produce un efecto antirreumático además de contribuir de manera esencial a la regeneración de la dermis. En el ámbito de la estética y la belleza, permite retrasar la aparición de arrugas superficiales en la piel.

La dosis recomendada para su ingesta por vía oral es de 10 gramos cada día. Se puede encontrar en el mercado en forma de capsulas.

Por otro lado, en el mercado de la estética y la belleza puede encontrar cremas enriquecidas con colágeno, si bien solo son eficaces para retrasar la aparición de las primeras arrugas o, en todo caso, suavizar las arrugas más superficiales, puesto que al ser productos de uso tópico, no pueden penetrar en los tejidos profundos de la piel .

También podrá encontrar tratamientos basados en la aplicación de colágeno mediante micro-inyecciones sobre determinadas zonas, estando especialmente indicado para las arrugas de poca profundidad, como los surcos nasogenianos o las líneas de expresión de las comisuras de los labios y la boca. Para arrugas más profundas y marcadas, se recomienda la aplicación de inyecciones de ácido hialurónico.

En el siguiente vídeo tienes una explicación técnica de lo que es el colágeno y la función que desarrolla en nuestro organismo.

2 comentarios de “Colágeno, la proteína de la juventud

  1. Pingback: Secretos de belleza: ¿utilizas ácido hialurónico? | Salud y Belleza

  2. Pingback: Qué es el colágeno y cómo tomarlo | Siempre bella y hermosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *