En qué consiste el tratamiento

Ácido Hialurónico - TratamientoEn este artículo hablaremos sobre la aplicación en la práctica de tratamientos con ácido hialurónico, para qué zonas del rostro está especialmente indicado y algunos consejos y aspectos a considerar si tenemos pensado mejorar nuestra piel y devolverle su tersura, elasticidad y firmeza perdida por el efecto del paso del tiempo.

Una sesión típica de relleno con ácido hialurónico tiene una duración media de 30 minutos, al tratarse de un procedimiento poco invasivo, no suele requerir de sedación, salvo casos de extrema sensibilidad de la piel, en cuyo caso está indicado la anestesia local. En general, las personas que se han sometido a tratamientos con este compuesto no han manifestado haber sentido un dolor agudo o intenso durante la sesión, en todo caso describen un dolor de nivel medio a leve. Por otro lado, el gel que se inyecta tiene una composición muy similar al compuesto creado naturalmente por el organismo, lo que hace que las posibilidades de rechazo sean muy escasas. En cualquier caso, sí puede producirse reacción alérgica, según la persona concreta y su sensibilidad cutánea, pero no suelen ser casos habituales.

Su aplicación se realiza mediante microinyecciones subcutáneas sobre la zona a tratar, con agujas muy finas que inoculan el producto bajo la capa de dermis. Su efecto de relleno, debido a la capacidad del compuesto para ocupar el espacio entre fibras que anteriormente era suplido por el ácido hialurónico producido de manera natural por el organismo, es inmediato, devolviendo a la piel la tersura, volumen y elasticidad propia de la juventud.

Las zonas del rostro en los que se indica la aplicación como tratamiento de relleno de arrugas y pliegues cutáneos son:

–        Zona superior: para el relleno de arrugas de las cejas, patas de gallo, líneas horizontales que se forman en la frente, entrecejo (la denominada glabela, que otorgan ese aspecto de “enfado” a la expresión).

–        Zona inferior: surcos nasogenianos (que se forman a ambos lados de  la nariz), líneas de marioneta (desde las mejillas hacia la boca), contorno de labios, zona interlabial, “bigote chino”, líneas de la sonrisa, etc.

También está indicada su aplicación para incrementar volumen en las siguientes zonas:

–        Labios: permite dar volumen tanto al labio superior como inferior, siempre que previamente se aplique un tratamiento de perfilado, para que el efecto sea evidente. La finalidad del ácido hialurónico en este caso es acentuar el borde exterior del labio.

En determinados casos, el especialista puede indicar aplicar el producto en ambos  labios para compensar la armonía del conjunto.

–        Mentón: aunque es un tratamiento al que recurren en mayor medida hombres, también está indicado para determinadas mujeres, si tienen un mentón muy retraído o poco desarrollado.

–        Pómulos: la aplicación del compuesto aportará volumen a la zona, además de otorgarle firmeza y elasticidad.

acido hialuronico sintetizadoHabitualmente se producirán leves hematomas y rojeces de la piel consecuencia inmediata de la agresión sufrida por las capas dérmicas que, no obstante, tienden a remitir al cabo de algunos días. Solo en casos muy poco frecuentes se han documentado reacciones de mayor envergadura y, en todo caso, debe considerarse un tratamiento muy seguro y poco agresivo, siempre que sea realizado por manos expertas.

El especialista aplicará el producto con pequeñas y continuas micro infiltraciones, siguiendo el contorno o forma de la arruga a rellenar y, posteriormente, distribuirá el compuesto de manera homogénea sobre la piel, evitando la formación de protuberancias o bultitos.

El efecto de relleno es inmediato, pero no permanente ni definitivo. Con el paso del tiempo, el organismo acaba por asimilar el ácido hialurónico inyectado, por lo que los efectos tienden a revertir. El compuesto es totalmente biodegradable y asimilable, siendo absorbido de manera paulatina. Dependiendo de los factores personales y ambientales, su efecto pude alargarse hasta los 9 meses o 1 año. Se recomienda, para mantener el resultado alcanzado, someterse a revisiones y tratamientos de soporte de manera periódica, realizando las oportunas correcciones o nuevas infiltraciones.

Respecto a los precios de los tratamientos, varía mucho de unas clínicas a otras, pero como aproximación, entre 400€-800€ según la extensión de la zona a tratar y la profundidad de las arrugas.

El siguiente vídeo explica con claridad cómo se realiza una sesión de rejuvenecimiento facial con infiltraciones de ácido hialurónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *