Remodelación de la nariz sin cirugía

corregir nariz sin cirugia¿Estás descontenta con la forma o estructura de tu nariz pero temes someterte a una intervención quirúrgica? ¿has pensado alguna vez en una operación de nariz? Muchas mujeres sufren complejos por la anatomía de su nariz, por ser demasiado chata, respingona, etc. Sin embargo, la única solución tradicional a este problema consistía en una operación de cirugía plástica, denominada rinoplastia, que exige anestesia general y, en consecuencia, los riesgos que conlleva el paso por un quirófano, además de las posteriores molestias y cuidados tras la operación.

Ese miedo a la cirugia de nariz es lo que ha desmotivado a muchas personas, que siguen conviviendo con su defecto o complejo. Eso era hasta hace poco, porque gracias a las múltiples y cada vez más variadas aplicaciones del ácido hialurónico, ahora es posible corregir defectos sin tener que pasar por quirófano, a través de la denominada rinoplastia sin cirugía.

¿Qué puedo conseguir con este tratamiento?

Se trata de corregir el perfil nasal, aplicando microinyecciones de ácido hialurónico que permiten remodelar su estructura y rellenar determinados rasgos de la nariz, como la punta, la base o el caballete. Se realiza en una sola sesión, que dura entre 20 y 30 minutos, de carácter ambulatorio, por lo que el paciente puede retomar su actividad cotidiana de manera inmediata.

Además, como no es necesario aplicar anestesia, puesto que basta con una leve sedación de la región nasal para evitar las molestias que puedan ocasionar las inflitraciones, el paciente colabora directa y activamente con el especialista, pudiendo realizar indicaciones sobre cómo va evolucionando la corrección.

Este tratamiento está especialmente indicado para solucionar defectos o aspectos poco estéticos de la nariz, como la punta “aguileña” o protuberancias poco agradables en el dorso nasal.

¿Cómo se realiza?

El especialista realizará un examen previo de la anatomía nasal y consultará al paciente qué aspectos de la misma desea remodelar o corregir, además de revisar su historial clínico, para evitar posibles contratiempos. Normalmente se toman fotografías antes de la intervención, de frente y de perfil, con el propósito de contrastarlas con el resultado final. En la misma sesión, se aplica sedación local sobre la zona a tratar, para evitar las molestias y el dolor leve que siempre conllevan las microinflitraciones.

remodelar nariz

La intervención en sí dura solo unos minutos y el conjunto del tratamiento estará concluido en menos de media hora. El efecto de remodelación y corrección es inmediato y el paciente comprobará el desarrollo del resultado durante la misma intervención. Es recomendable acudir a una sesión de revisión, para analizar los resultados, al cabo de una semana de la intervención.

Respecto a la duración de los resultados, al tratarse de un compuesto que es biodegradable y reabsorbido por el cuerpo, el efecto perdurará durante unos nueve meses, por término general.

Una vez concluido, el paciente regresa a su actividad cotidiana, sin necesidad de reposo. Además, a diferencia de la cirugía reconstructiva, éste sistema es económico y bastante más asequible para bolsillos poco holgados.

¿Conlleva algún riesgo?

No, puesto que el ácido hialurónico que se aplica, aunque de origen sintético, tiene una composición similar al generado de manera natural por el organismo, con lo que no se producirán reacciones ni efectos adversos.

En cualquier caso, pueden presentarse algunas rojeces o leves hematomas que desaparecerán transcurridas unas horas.

Como siempre, recomiendo acudir a centros especializados y con reputación, y solo confiar en médicos con la apropiada formación y experiencia acreditada.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo se realiza en vivo una remodelación de nariz sin ciurgía, utilizando microinfiltraciones de ácido hialurónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *