Tratamientos alternativos

botoxSi bien este blog está dedicado especialmente a los tratamientos estéticos y médicos con ácido hialurónico, no es el único compuesto que se emplea de manera habitual en consultorios estéticos y dermatológicos. Existen otras alternativas en el mercado que conviene conocer antes de adoptar la decisión adecuada y, en todo caso, será el especialista quien te ayude a elegir el tratamiento más apropiado a tu situación.

Colágeno

El colágeno es, junto con el ácido hialurónico, el otro componente natural del organismo encargado de mantener tersa y firme la piel, ocupando el espacio entre las fibras. Con el paso de los años el cuerpo pierde la capacidad de regenerar colágeno, provocando que la dermis se desprenda del tejido subcutáneo y presente un aspecto flácido, así como que se produzcan surcos y pliegues en la piel debido a la rotura de las fibras de la epidermis.

La aplicación estética consiste en micro inyecciones del producto sobre la zona que se desea rellenar, siendo su uso muy habitual en el tratamiento de arrugas de poca profundidad, como las del contorno de los ojos, el “código de barras” que se forma en la zona adyacente al labio superior o la las comisuras de la boca.

Su uso está especialmente indicado en pieles muy sensibles para las que no es recomendado el uso del ácido hialurónico.

relleno con colageno

Existen dos variantes de colágeno inyectable, bovino y de origen humano.

El colágeno bovino se extrae de la dermis bovina, cuidadosamente seleccionada y mediante cría controlada. Su uso en medicina estética es conocido desde mediados de los años 70 del siglo XX y, desde entonces se han usado exitosamente más de 2 millones de ampollas de esta variedad.

El colágeno bovino es ligeramente diferente al humano, por lo que debe ser probado con una microinyección unos días antes del tratamiento para estudiar posibles reacciones alérgicas al producto.

Desde 2003 se utiliza de manera generalizada colágeno de origen humano, que se extrae de la dermis humana y tiene la gran ventaja de ser exactamente igual al que se encuentra en la piel del paciente, por lo que no se requieren pruebas previas para comprobar la tolerancia.

Los rellenos del colágeno son dispositivos estériles compuestos por colágeno de origen humano altamente purificado, diluido en solución fisiológica, que contiene un 0,3% de lidocaína.

Botox

Se trata de una técnica de rejuvenecimiento introducida en el mercado en el año 2003 y que ha tenido mucha repercusión en el campo de la estética y la medicina plástica. Se basa en la aplicación, mediante inyecciones, de toxina botulímica.

La toxina botulínica, más conocida como botox, es una toxina producida por una bacteria llamada Clostridium botulinum. En realidad, se trata de la misma bacteria que provoca la enfermedad del botulismo, pero no te alarmes, la toxina botulímica industrializada se aplica en cantidades que en ningún caso pueden llegar a causar la enfermedad.

botox

Produce un efecto tensor debajo de la piel, al paralizar el músculo, evitando que pueda contraerse, y es ampliamente usado en estética, especialmente para suavizar las arrugas y líneas de expresión de la cara. En la parte superior del rostro, se aplica en las arrugas de la frente, el espacio entre las cejas, las patas de gallo y el contorno de los ojos.

También está indicado para rellenar los surcos que se forman alrededor de los labios, en especial el denominado “código de barras” que aparece entre la nariz y el labio superior.

Cuando se infiltra bajo la piel, el botox actúa como un bloqueador neuromuscular, es decir, bloquea la transmisión de estímulos nerviosos entre las neuronas y los músculos, bloqueando, parcial o totalmente, la contracción muscular.

Dado que el producto impide la contracción muscular, puede utilizarse como tratamiento preventivo, evitando que se formen arrugas por el movimiento muscular en el área donde es aplicada la toxina botulímica.

Un comentario de “Tratamientos alternativos

  1. Pingback: Cremas cosméticas con ácido hialurónico y colágeno | Siempre bella y hermosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *