Para comprender que significa halal y kosher debemos saber que estas tienen que ver con tradiciones de ciertas culturas. El termino halal por su parte se vincula con el conjunto de prácticas que se encuentran permitidas dentro de lo que es la religión musulmana. Este tipo de término abarca a todo tipo de prácticas, a pesar de que por norma general, se le vincula con la ley de lo permitido al comer. El término que se opone a este sería haram.

Al hablar de alimentos, para que uno se considere como Halal, este debe seguir lo expresado por El Corán. Es decir, debe estar dentro de las tradiciones y enseñanzas islámicas. Hay que considerar que la religión se encarga de regir múltiples actividades en el diario vivir de los musulmanes. Dentro del Corán los musulmanes reciben la orden de contar con una dieta estricta en donde se enumeran a aquellos alimentos que se pueden consumir.

Logo 100% kosher

Por el lado del término Kosher este hace referencia a lo que se considera como apropiado para el consumo. Con esto se define a los alimentos permitidos para la comunidad Judía.

Cuando se piensa en como engordar los labios, por lo general lo primero que se piensa es en una intervención quirúrgica. Después de todo, esto es lo que hacen las celebridades. Los resultados pueden ser cuestionables, pero eso no impide que las personas sigan retocando su rostro. Pero el engordar los labios es posible sin llegar a un quirófano.

Remedios naturales para engordar los labios

Aceite de clavo; Beneficioso para hacer que nuestros labios se hinchen. Este aceite se puede aplicar en los labios. Se hace con un hisopo, asegurándose de que se ha aplicado de forma uniforme. Se deja por unos minutos y una vez que el aceite sea absorbido, se lava con agua fría ¿No sabes como hacer aceite de clavo? Entérate aquí.

Aceite de canela; Fácilmente se encuentra en el mercado o en nuestra cocina. Este aceite de canela es conocido por irritar la membrana de los labios, haciendo que parezcan más grandes. El aceite también reduce las líneas finas alrededor de la boca. Simplemente se tiene que poner el aceite en los labios. Si se genera irritación, entonces hay que enjuagar con agua fría. También se puede diluir con extracto de vitaminas B3 para diluir el efecto irritante.

Cuando se habla de belleza, todas sabemos que las mujeres nunca nos sentiremos satisfechas. La verdad es que la vanidad es uno de los pecados capitales más grandes que existen en el universo femenino, y no se puede negar que por naturaleza somos vanidosas.

Por esa razón, siempre querremos revelarnos contra el paso del tiempo, eliminar arrugas persistentes y signos de la edad, que insisten en aparecer en nuestra piel, así como deshacernos de la grasa excesiva en cualquier parte de nuestro cuerpo.

España

En España se realizan más de 250.000 intervenciones de cirugía plástica cada año, de las cuales 76.000 corresponden a mujeres. Un compuesto que está ganando más y más espacio en consultorios médicos es el ácido hialurónico, al ser una alternativa efectiva para quienes quieren pechos perfectos y modelados, pero sin necesidad de recurrir a implantes o procedimientos quirúrgicos.

Cómo he comentado en otro artículo, el ácido hialurónico no es nuevo y ha sido utilizado desde la década de los 90 en tratamientos dermatológicos y estéticos, para eliminar arrugas y pliegues de la piel y tratar pequeñas imperfecciones cutáneas. Es una sustancia presente en todos los seres vivos, completamente absorbible y biodegradable, si bien en tratamientos se aplica su versión sintetizada, que se presenta en formato de gel.

Aumentar pecho o culo (glúteos) con ácido hialurónico

En el caso de los tratamientos de relleno y aumento de volumen, el ácido hialurónico se emplea en dos variantes, mediante aplicación tópica de cremas o por infiltraciones sobre la zona seleccionada. Es importante resaltar que las cremas enriquecidas con AH sólo sirven para proporcionar firmeza a los tejidos de la mama, no siendo efectivo si lo que se desea es aumentar el volumen de los senos.

La sustancia inyectada, de consistencia gelatinosa, adquiere mayor firmeza al fijarse bajo la piel, provocando una elevación de los tejidos, que son rehidratados y rellenados, lo que permite incrementar el volumen y devolver la tersura y suavidad a la piel. Además, el efecto es instantáneo y no suelen producirse efectos secundarios, o estos son muy leves.

Se han realizado diversos estudios sobre la efectividad del ácido hialurónico en  tratamientos de choque contra las irregularidades corporales, centrados especialmente en su aplicación para el aumento de pecho, que han probado que se trata de un método que proporciona resultados inmediatos. No obstante, estos resultados no son definitivos ni permanentes, puesto que con el paso de los años nuestro cuerpo terminará absorbiendo el ácido.

Ambos procedimientos, cremas tópicas e inyecciones de ácido hialurónico, no entrañan ningún peligro para la salud o la piel, siempre que se haga un uso adecuado del producto, conforme a las indicaciones prescritas. Igualmente importante es la utilización de buenos productos de calidad probada, respetando las técnicas de aplicación y desinfección en su aplicación.

Al tratarse de un método reciente, es importante encontrar un experto con los suficientes conocimientos y dilatada experiencia en tratamientos estéticos, porque, según los cirujanos, al ser aplicado el ácido pueden producirse algunas reacciones, como dolor de carácter leve o medio, así como procesos de reacción local como endurecimiento o inflamación, si bien, según la investigación, no existe constancia de problemas más serios y graves, como los nódulos y las calcificaciones, tratándose, en todo caso, de molestias temporales que remitirán al finalizar el tratamiento.

De ese modo, a pesar de que pueden producirse determinadas reacciones, los dermatólogos aconsejan este método en comparación con los procedimientos quirúrgicos convencionales, porque los beneficios son mayores, puesto que el paciente obtiene una mejora estética casi inmediata, sin riesgo y sin cortes. Además, al ser una sustancia producida de forma natural por nuestro cuerpo, los riesgos de reacción alérgica y de rechazo son casi nulos. El tratamiento es ambulatorio, lo que permite la recuperación inmediata después del procedimiento, siendo posible retomar las actividades cotidianas el mismo día de la intervención.

Dado que el efecto no es permanente, irá apreciándose una pérdida progresiva del volumen obtenido, por lo que es importante recordar que para mantener los resultados es preciso someterse a tratamientos periódicos.

Si está pensando en aumentar tus pechos, busca un cirujano de confianza y prestigio y consúltele y trate de aclarar todas las dudas que tenga, porqué será él quien le pueda indicar el tratamiento más adecuado a su caso.

Dedicamos este artículo a los muy difundidos y famosos tratamientos con acido hialuronico en gluteos, para aumentar su volumen y “levantarlos” y a reflexionar sobre el precio de estos tratamientos. Si has llegado aquí pensando que te vamos a alentar a someterte a este tipo de intervenciones, déjame decirte, en primer lugar, que nuestra intención es precisamente la contraria, demostrarte con datos objetivos que no existe esta posibilidad, o cuanto menos, que no se encuentra al alcance de cualquier economía.

Si buscas en Internet sobre el uso del acido hialuronico en gluteos encontrarás cientos de páginas que promocionan estas intervenciones, en muchos casos procedentes de clínicas y centros estéticos que presumen de seriedad y profesionalidad. Son ya muchas las mujeres que han sufrido los efectos negativos y las consecuencias de haber confiado en que iban a aumentar sus gluteos y reafirmarlos, haciéndolos más prominentes y atractivos, mediante infiltraciones de este compuesto a través de inyecciones en la zona. Muchas mujeres ansían ver sus glúteos más grandes y “respingones” y no han dudado en confiar en la publicidad existente sobre los beneficios y efectos inmediatos del tratamiento. En realidad, quienes han sucumbido a la publicidad, lo han hecho sobre la base de un engaño de profesionales sin demasiados escrúpulos, y han terminado, con el paso del tiempo, comprobando como la supuesta sustancia, a la que creían asociar al ácido hialurónico, se ha distribuido de forma poco uniforme y estética, por otras zonas anejas, como caderas, abdomen, etc., comprobando en su propia carne los no tan positivos efectos del tratamiento.

Precio del ácido hialurónico en los gluteos

No es posible aplicar ácido hialurónico en glúteos por una sencilla cuestión de relación precio/resultados. El AH es un compuesto sintético, producido en laboratorio a partir del compuesto natural, cuyo precio es bastante caro. Piensa que una sesión de infiltración sobre una zona del rostro, por ejemplo, las líneas de expresión, tiene  un precio, aproximado de 400€ y la cantidad de producto aplicado es mínima, pequeñas microinfiltraciones en la zona a tratar. Ahora piensa en el precio de aplicar la suficiente cantidad del compuesto como para producir el relleno y aumento de volumen en una zona tan amplia como son los glúteos ¿te imaginas el precio que tendría ese tratamiento? Efectivamente, si eres millonario o una estrella del star system, no te importará desembolsar tal cantidad, pero esa no es la situación de la mayoría de personas que piensan en aplicarse el tratamiento o que, desgraciadamente, ya lo han hecho.

El segundo dato objetivo está relacionado con una propiedad intrínseca del ácido hialuróncio, y es su carácter biodegradable y reabsorbible. El AH se descompone con el paso del tiempo y es asimilado por el cuerpo, en un plazo que varía de los 6 meses al año, dependiendo de los casos y la zona. Es decir, si te sometes a un tratamiento con AH, sea donde sea la zona en la que se aplique, al cabo de un año ya no quedará nada del compuesto y, para mantener los efectos, deberías someterte a una nueva intervención. Sin embargo, las personas que han aumentado sus glúteos con supuesto ácido hialurónico, el compuesto se mantienen durante años, porque no es absorbido por el organismo. ¿Por qué crees que ha ocurrido esto?

La respuesta es sencilla: el compuesto aplicado es silicona o algún tipo de biopolímero, pero en ningún caso era ácido hialurónico, como podrás deducir de los argumentos que te hemos dado. Ha sido la falta de ética profesional y la actualidad del AH como sustancia revolucionaria para rellenar y dar volumen a la piel y los tejidos, lo que ha llevado a vender como AH lo que  no es.

Así que no te dejes engañar cuando te hablen de aumentar tus glúteos con infiltraciones de AH, no es posible, simplemente, y ten claro que si te sometes a este tipo de tratamiento, lo que te van a infiltrar es silicona líquida, casi con toda probabilidad, que puede terminar desplazándose y terminar ocupando zonas de tu cuerpo que no deseabas.

En los anteriores artículos hemos analizado las propiedades del ácido hialurónico para rellenar arrugas, líneas de expresión y otros efectos del paso del tiempo en la piel, así como su capacidad para rellenar volúmenes y devolver a la piel su tersura juvenil. En esta ocasión nos vamos a centrar en presentar una serie de alimentos con alto contenido de este compuesto natural del organismo que, sin llegar a producir los resultados que las infiltraciones subcutáneas o las cremas enriquecidas con él, nos ayudarán a complementar el aporte diario de acido hialuronico que el cuerpo necesita para mantener hidratados los tejidos.

Como sabéis, la capacidad del organismo para producir naturalmente esta sustancia mengua a medida que cumplimos años, de tal manera que a partir de los 40 años, es conveniente enriquecer nuestra dieta con alimentos ricos en este compuesto, porque el que el cuerpo produce de forma natural no alcanza al 50% del que necesita para reponer el que es absorbido. Además, no sólo aportará beneficios de forma directa, sino que contribuirá a estimular la producción de colágeno y a reactivar la generación natural de ácido hialurónico, potenciando sus efectos positivos.

La idea central es cuidar nuestra piel por fuera, recurriendo a cremas enriquecidas o a tratamientos periódicos de inyecciones con el compuesto, y por dentro, aportándole una variedad de alimentos en la dieta diaria que incrementen la presencia de ácido hialurónico en el organismo. En resumen, si te cuidas por dentro (recuerda que somos lo que comemos) notarás los efectos en tu exterior, en una piel más suave y tersa.

Determinados alimentos tienen un alto contenido de AH y su incorporación a la dieta mejorará la producción de este compuesto y estimulará que nuestro cuerpo lo genere de manera natural.

¿Qué alimentos tienen alto contenido de ácido hialurónico?

Gelatina

El primero del que vamos a hablar es un alimento muy común, que puedes encontrar en cualquier superficie comercial y que suele ser unos de los preferidos de los niños. Nos referimos a la gelatina, que presenta una alta concentración del compuesto. Consume gelatina cada día y ayudarás a reforzar la producción y presencia de ácido hialurónico en los tejidos. No obstante, y este matiz es válido para todos los alimentos que vamos a tratar, que desgraciadamente, no todo el AH se destinará a mejorar la hidratación de la piel, puesto que el metabolismo se encargará de repartirlo por todo el cuerpo, como las articulaciones, el líquido sinovial, los tejidos de diferentes partes del cuerpo, las articulaciones, etc. Aún así, es una forma fácil y agradable de aportar un granito de arena a la producción de la sustancias.

Agua

Por otro lado, consumir al menos 2 litros de agua al día contribuirá a que tu cuerpo elimine toxinas y se depure, además de ser fundamental para mantener la hidratación de la piel. Bebe aunque no tengas sed, ya sea en verano o en invierno.

Carnes y pescados

Las carnes blancas, como el pollo, el pavo o incluso el pato también tienen altas concentraciones de ácido hialurónico, además de colágeno, que incrementará su efecto beneficioso sobre la piel. Por su parte, las carnes rojas, como la de ternera, son ricas en vitamina A y D, con importantes funciones antioxidantes, y que ayuda a la síntesis natural de esta sustancia.

El salmón, es otro alimento rico en AH, y su consumo diario favorece la producción de Omega 3 y a la protección natural del cuerpo. Otros pescados que deberías incorporar a tu dieta habitual son las sardinas o el atún, también ricos en el compuesto y en compuestos oleicos muy beneficiosos para el funcionamiento del metabolismo.

Vegetales y hortalizas

Toda dieta equilibrada debe incorporar una importante dosis de fuentes vegetales, y en este caso, decántate por determinadas verduras y hortalizas con importantes concentraciones de ácido hialurónico: patatas, acelgas, espinacas y judías no deberían faltar nunca en una buena dieta. Todos estos alimentos tienen también altas concentraciones de zinc un elemento implicado en la producción de AH.